El Rey dedica su cumpleaños a rendir un gran homenaje a Miguel de Cervantes

Don Felipe y Doña Letizia presidirán el lunes un acto sin precedentes en el Palacio Real en el que actuarán José Luis Gómez y Concha Velasco

Don Felipe presidirá este lunes en el Palacio Real la clausura de los actos conmemorativos del IV centenario de Cervantes
Don Felipe presidirá este lunes en el Palacio Real la clausura de los actos conmemorativos del IV centenario de Cervantes – CASA DEL REY

El Rey compartirá aniversario este lunes con Miguel de Cervantes. Don Felipe cumplirá 49 años de vida y el escritor cuatro siglos de su muerte, pero eso no impedirá que ambos «coincidan» en el acto sin precedentes -con espectáculo artístico incluido- que se celebrará en el Palacio Real como cierre del IV centenario del genial escritor.

Nunca en la historia reciente el Salón de Columnas del Palacio, reservado para las ocasiones más solemnes e institucionales de la historia de España -como la firma del tratado de adhesión a la Unión Europea o la abdicación del Rey Don Juan Carlos-, ha albergado un acto de estas características que fusionará literatura, música y teatro.

Ese será el colofón de un aniversario que el Rey ha tratado de convertir en «un auténtico proyecto de Estado» que sirviera «para poner de relieve lo que nos une» y «para rememorar a un hombre cuya obra es piedra angular de nuestra cultura diversa y plural». Al margen del balance que ahora toca hacer del IV centenario de Cervantes -que ha incluido la organización de casi 500 actos-, Don Felipe, por su parte, no ha regateado apoyos a la causa.

Fuente de inspiración

A lo largo del año, el Rey ha presidido once actos cervantinos, ha llevado la sabia filosofía quijotesca a 23 de sus discursos, ha visitado, junto a la Reina, dos lugares de La Mancha (Tomelloso y Villanueva de los Infantes), donde retomó el necesario contacto con la gente de la España rural; y aprovechará el día de su cumpleaños -que siempre suscita el interés de los medios- para ceder el protagonismo y poner el foco de la atención en el hombre al que considera el español más importante de todos los tiempos.

Cervantes se ha convertido en la primera fuente de inspiración de Don Felipe, que le ha citado en discursos de contenido político, económico o incluso castrense, como hizo en la última Pascua Militar, donde habló del «poeta soldado». El Rey también llevó la voz del escritor al foro internacional más importante del mundo, la Asamblea General de Naciones Unidas, donde se declaró «hijo de Cervantes».

Espectáculo artístico

Pero el acto más importante de todos será el que se celebre a las doce del mediodía del próximo lunes en el Palacio Real, promovido por la Casa del Rey y la Comisión Nacional del IV Centenario de la Muerte de Miguel de Cervantes. No será el típico acto protocolario en el que se suceden los discursos, sino que habrá un espectáculo artístico que fusionará literatura, teatro y música, y después el Rey pronunciará unas palabras.

De poner voz a Cervantes se ocuparán los actores Concha Velasco y José Luis Gómez -miembro de la Real Academia Española y director del Teatro de La Abadía- y el poeta Antonio Colinas. También estaba previsto que interviniera Aitana Sánchez Gijón, pero un cambio de última hora en la fecha de un rodaje impedirá a la actriz rendir homenaje al escritor. «Me ha dado muchísima pena», comentó a ABC.

El montaje artístico está dirigido Daniel Bianco, director del Teatro de La Zarzuela, mientras que Helena Pimenta, directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, se ha ocupado de la escena. El grupo Zarabanda llevará al Palacio la música de la época cervantina y Ron Lalá su original aportación teatral a un espectáculo que se ha creado especialmente para este homenaje a Cervantes.

El Rey llamó a Concha Velasco

Muestra del interés que ha puesto Don Felipe en el aniversario de Cervantes y, en especial, en este acto es que él mismo llamó por teléfono a Concha Velasco para invitarla a participar en el homenaje del Palacio Real. Aunque la actriz conoce al Rey «desde que era pequeño», cuando recibió su llamada pensó que era una broma -eso suele ocurrir-, pero en seguida se dio cuenta de que era verdad.

Concha Velasco, que se mostró «muy honrada» por participar en el cierre del centenario cervantino, no sabía que el acto del lunes coincidirá con el cumpleaños del Rey. «No lo sabía, pero le felicitaré…Lo está haciendo muy bien, y Doña Letizia también», agregó. La actriz añadió que esperaba que el acto sea «precioso» y dijo que iba a ensayar los días previos con Helena Pimenta porque «yo soy muy de ensayos».

Al acto, que se transmitirá por TVE a través del canal 24 horas para que todo el mundo que quiera lo pueda ver, asistirán unos 200 invitados, entre ellos la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que preside la Comisión del IV Centenario, y los ministros Íñigo Méndez de Vigo y Cristóbal Montoro, así como los presidentes autonómicos de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León y los consejeros de Cultura de Cataluña y Andalucía. También han sido invitadas personas del mundo de la cultura, las academias y las instituciones que han participado en los actos conmemorativos.

Tercer cumpleaños

Este será el tercer cumpleaños que Don Felipe celebre como Rey. El primero coincidió con un rápido viaje oficial a Etiopía, donde asistió a la Cumbre de la Unión Africana y los mandatarios le sorprendieron con una tarta de cumpleaños. En el segundo aniversario, que cayó en sábado, invitó a cenar a Doña Letizia y a sus dos hijas, la Princesade Asturias y la Infanta Sofía, a un restaurante asiático de Aravaca. Aquella fue una de las pocas salidas que Don Felipe pudo hacer en todo el mes de enero, que pasó prácticamente encerrado en el Palacio de La Zarzuela tratando de desbloquear el mayor atasco político de la democracia.

Este año la situación política ha vuelto a la normalidad y Don Felipe ha retomado su agenda habitual. Aunque el acto del 30 de enero no ha sido organizado con motivo de su cumpleaños, sí coincidirá con el aniversario de aquel «poeta soldado» que perdió la movilidad del brazo izquierdo en la batalla de Lepanto y que ganó la gloria con la pluma en la mano derecha. Quién le iba a decir a Cervantes que cuatro siglos después de su muerte, un descendiente de los Reyes a los que él sirvió, Felipe II y Felipe III, iba a celebrar su cumpleaños pensando en él.

Fuente: ABC.es

error: Content is protected !!